cevik compresor

¿Cual es el mejor compresor para ti?

Si estas pensando en comprar un compresor de aire, probablemente te sientas perdido y no estés seguro de lo que buscas. Los compresores de aire sirven para alimentar una amplia gama de herramientas con una gran variedad de usos. Ten en cuenta que debes adquirir el suministro de aire correcto.

1. Usos de los compresores

Los compresores son máquinas que proporcionan energía a las herramientas gracias a un sistema basado en tomar aire que después comprimen en un espacio reducido.

Esta compresión se realiza normalmente por el enfriamiento del aire rápidamente con agua o petróleo. Cuando el aire se comprime se almacena más fácil y puede ser dirigido hacia un tubo y expulsado a alta velocidad, por ejemplo para usar el compresor con una pistola para pintar.

Un compresor puede ayudarte a realizar muchas tareas, como hacer agujeros, cortar materiales, pintar, machacar roca, entre otras aplicaciones en la construcción. Pero no sólo puedes usarlo a nivel profesional, también puedes usarlo en actividades domésticas, pintar, barnizar, limpiar, hinchar colchones, pelotas, tener siempre a punto los neumáticos de tu coche, etc.

A nivel industrial, las herramientas con alimentación neumática son las más utilizadas. Puedes taladrar, atornillar, cepillar, fijar, grapar, remachar, etc. con mayor seguridad y menor consumo.

2. Características técnicas

Tanque: la mayoría de los compresores vienen con un tanque de almacenamiento de diferente capacidad, según el modelo, algo que determinará qué modelo es más adecuado para el trabajo que se vaya a realizar. Cuanto mayor sea el tanque, más pies cúbicos de aire por minuto puede generar. Si quieres usarlo para herramientas, debes elegir un compresor basándote en la base de la herramienta con mayor necesidad de aire. Si la herramienta no tiene aire suficiente, no va a funcionar correctamente.

Caudal: Las necesidades de caudal y presión de aire te llevarán a elegir la potencia adecuada del compresor, ya que cada modelo es capaz de garantizar un caudal y una presión determinada con una potencia diferente. Puedes calcular el aire comprimido que necesitas teniendo en cuenta el uso que vas a darle, teniendo en cuenta la necesidad de presión y el consumo de aire (litros/minutos) requerido. Obtendrás el caudal de aire sumando el caudal requerido individualmente de cada herramienta. Así conseguirás el consumo máximo. Como norma general, por caballo de potencia del compresor, se obtiene un caudal de 100 de aire comprimido por minuto.

3. Analiza los requisitos de las herramientas a usar.

Primero tienes que analizar si vas a usar el compresor para uso industrial o para labores ocasionales en casa, como dar energía a una pistola o inflar neumáticos. Si tienes pensado usarlo de forma industrial, estarás mirando un compresor de pistón con tanque; mientras que si es para uso doméstico sólo necesitarás un compresor portátil sin tanque. Si te equivocas al momento de escoger un compresor y no es lo suficientemente grande, tendrás que estar pendiente del tanque para volverlo a llenar teniendo como consecuencia una disminución en la eficiencia de tu trabajo.

4. ¿Compresor de pistón o portátil?

El compresor de pistón cuenta con un motor que refuerza la presión de aire cuando éste se agota. Almacena el aire comprimido en tanques. Sin embargo, los portátiles no tienen tanque y mantienen un funcionamiento continuo para poder trabajar.

Podemos encontrar compresores de un cilindro o de dos cilindros. Los de un cilindro son más adecuados para trabajos pesados en casa. Los de dos cilindros se utilizan más para industria.

5. Caballos del compresor (Hp)

Lo normal es que los caballos de un compresor oscilen entre 1,5 y 6,5 Hp, aunque podemos encontrarlos mayores. Para usos pequeños no necesitamos tantos caballos. El Hp es un indicador importante que determina la potencia de tu compresor de aire, pero también es importante la clasificación por los CFM (pies cúbicos por minuto).

6. Ten en cuenta el espacio y la transportabilidad.

Piensa que puede que necesites mover el compresor o levantarlo del suelo. Estas máquinas pueden ser artículos pequeños y portátiles o máquinas de gran tamaño, con características más potentes. Es bueno que puedas transportarlo, pero si necesitas un modelo más pesado y potente, es recomendable que te equipes con una manguera larga para facilitarte el trabajo. Como siempre, todo depende del trabajo que vayas a realizar.

Si todavía te quedan algunas dudas, te damos una serie de consejos para que sea más fácil tomar la decisión acertada:

– Los compresores lubricados con aceite son más silenciosos y tienden a durar más que los que no se les lubrica

– Adquiere siempre un compresor un poco más potente del que vas a necesitar.

– Ten en cuenta el largo de la manguera y el lugar donde vas a colocar el área de trabajo para después no tener dificultades.

– Analiza tus requerimientos y usca el compresor que se ajuste a ellos.

Una vez que tengas tu compresor, recuerda que éste necesita un mantenimiento correcto para alargar la vida de tu máquina. La vida del compresor y la calidad de los trabajos que obtengas con su uso, están directamente relacionados con el mantenimiento que le proporciones. Te recomendamos una serie de pasos para su correcto mantenimiento y seguridad ante su uso: – Verifica el nivel de aceite en el cárter del compresor y cámbialo regularmente. Algunos compresores no necesitan lubricación.- Vacia el agua acumulada en el calderín y en el filtro a través de sus purgadores.- Sigue en todo momento las instrucciones del fabricante.- Controla el buen funcionamiento de la válvula de seguridad y del presostato del calderín o tanque.- Verifica que el filtro de aire esté limpio.-  Comprueba las correas de arrastre. Algunos compresores son de accionamiento directo.- Limpia y sopla el polvo acumulado en las aletas de refrigeración.- Es mejor que instales el compresor sobre un suelo plano y lo fijes con tacos de goma para evitar vibraciones.- Deja medio metro de distancia alrededor del motor eléctrico y del compresor para que el ventilador pueda refrigerar la máquina.- Limpia cuidadosamente las pistolas y equipos de aplicación después de su uso.Ahora sólo te queda empezar a disfrutar de tu compresor y realizar todos tus trabajos.

Compresores Cevik Online

Los compresores Cevik están disponibles en una amplia gama que van desde los compresores monoblock, directos, con cabezal en “V” y hasta modelos silenciosos para aquellos ámbitos donde el ruido sería un desagradable impedimento a la hora de realizar los trabajos requeridos. Los podrá encontrar lubricados con aceite o sin necesidad de mantenimiento al no utilizar aceite; fáciles de transportar e incluso con ruedas para los modelos más robustos.

¿Qué debemos tener en cuenta al comprar compresores Cevik?

A la hora de seleccionar un compresor Cevik tenga en cuenta los siguientes puntos:

  • Lugar en el que se va a utilizar y potencia de la instalación.
  • Tipo de trabajo que va a realizar (pintura, soplado,…) o conexión con otra herramienta (neumática).
  • Auto-lubricado (sin aceite) para pequeños trabajos y fácil movilidad, o con aceite, para una mayor durabilidad y trabajos más pesados.
  • Capacidad del tanque: en función de la potencia del compresor, será mayor o menor. Pero en modelos hasta 3 HP, se montan tanques pequeños para facilitar su movilidad.

En nuestra tienda podrá encontrar diferentes modelos de compresores Cevik tanto para pequeñas herramientas neumáticas como para aquellas que necesiten una mayor potencia y capacidad. Tenemos una amplia gama de compresores de aire silencioso en nuestra gama actual de compresores Cevik no encuentra el modelo que desea, consúltenos disponibilidad y precios y procuraremos servirla en el menor tiempo posible. Y AHORA UN VÍDEO.

comparte esta entrada en tu redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest